¿Cómo puedo contratarme en mi propia empresa?

La autocontratación es una práctica perfectamente legal que implementada bajo ciertas exigencias permite que el representante de una empresa o dueño mantenga sus ingresos por separados. Esta posibilidad se establece en la Ley de Impuesto a la Renta (Ley Nº 21.210) que acepta para fines tributarios como gasto la remuneración razonablemente proporcionada que se asigne al socio, accionista o empresario individual que efectivamente trabaje en el negocio o empresa.

Y entonces… ¿Qué requisitos debo cumplir?

Desarrollaremos a continuación tres requisitos claves que debes cumplir para optar por el sueldo empresarial y sus ventajas:

1.- Trabajar de manera real y efectiva en el negocio. No es imprescindible trabajar en jornada completa, pero sí mantener un rol en la producción del negocio.

2.- Cumplir con el pago de cotizaciones de salud y AFP. En caso de que se registren cotizaciones impagas las instituciones podrán exigir el pago dirigiendo su demanda hacia la sociedad.

Este punto tiene relación con el monto que el SII aceptará como gasto que corresponderá a la remuneración que efectivamente se haya encontrado afecta al pago de cotizaciones, por lo tanto, no importará que el sueldo fijado en la liquidación esté incrementado por otros conceptos, tales como viáticos, colación, bonos, etc.

3.-Que las remuneraciones se establezcan dentro de un rango razonable.

Esto significa que no pueden exceder los límites razonables de un sueldo empresarial. Al respecto se considerará aspectos como la relevancia de la empresa, rentas declaradas, servicios prestados.

De esta forma si lo amerita por los factores expuestos incluso podría aceptarse que sobrepase el límite del máximo imponible (80,2 UF).

Formalidades del autocontrato

Este tipo de modalidad laboral se materializa en un contrato de plazo fijo o de carácter indefinido.

Al respecto, se siguen las mismas formalidades que el contrato tradicional en cuanto se inscribe en el portal Mi DT y además se incluye en las planillas de pago de Previred. En la práctica el contador a cargo de la emisión de liquidaciones de sueldo se encargará de ingresar los documentos y solicitudes al portal.

Formalidades a tomar en cuenta:

• Se individualiza a la empresa como empleador
• Especificar el cargo a realizar y funciones
• Incluir todas las estipulaciones comunes, tales como: Horario, vigencia y remuneración.
• Si es el único representante, firma en la parte final como persona natural, y en representación de la sociedad.

¿En qué situaciones hay restricciones o prohibiciones?

• Colaciones, movilización y aguinaldo. No se puede incluir como sueldo empresarial conceptos propios de una relación de subordinación y dependencia y que usualmente no están afectos a impuestos o cotizaciones previsionales.
• Utilidades. Lo que corresponda al sueldo empresarial no podrá deducirse de la utilidad de la empresa destinado al pago de las gratificaciones de los trabajadores.
• Accionistas. Un accionista de una SpA o SA, que es mayoritario y/o tiene facultades de administración, no podrá ser tratado como trabajador dependiente.
• Pensionados. No podrán acceder al sueldo empresarial por autocontratación.

Limitaciones por cotizaciones respecto a formas societarias

Sociedades de personas (E.I.R.L o LTDA). No podrá exceder tope de 79,2 UF de remuneración imponible.

Sociedades de Capital (Sociedades por Acciones, Sociedades Anónimas), se establecen criterios de acuerdo al tamaño de la empresa.

Autocontratación y vínculo de subordinación y dependencia

Si bien concurren ciertos elementos típicos de la estructura para la contratación laboral, la verdad es que de acuerdo al principio de realidad no existe propiamente un vínculo con una jefatura que permita establecer la subordinación por lo que existiría una restricción para la interposición de demandas laborales o reclamos ante la Dirección del Trabajo, pero sí sería válido el despido y firma de finiquito, pudiendo acceder a los beneficios por cobro de AFC.

Consejos generales para la autocontratación

Si tienes o estás iniciando un emprendimiento te recomendamos al menos revisar la posibilidad de acceder a esta figura ya que resulta bastante conveniente para ordenar los ingresos personales y los de la sociedad, además te permitirá declararlo como gasto y así obtener rebaja de impuestos. Tomando en cuenta estas ventajas te dejamos los siguientes consejos:

  • Proyecta el cumplimiento de pago de cotizaciones previsionales fijando un sueldo acorde a la cantidad que realmente puedas pagar mensualmente.
  • Debes afiliarte por medio del contrato a la AFP respectiva y a Fonasa o Isapre, dependiendo de tu previsión de salud para que el sueldo sea tributariamente aceptado.
  • Revisa la conveniencia u obligación de pagar tu seguro de cesantía.
  • Si por cualquier motivo la empresa deja de tener movimiento revisa la conveniencia de seguir bajo esta figura y la alternativa de despedirte y firmar finiquito para detener el pago de cotizaciones.

Si tienes dudas para gestionar este tipo de contratación puedes contactarte con nosotros haciendo clic aquí, o escríbenos directamente ingresando a la burbuja de Whatsapp y te orientaremos en lo que requieras.

Anterior
Siguiente